World RX. Andreas Bakkerud gana por fin la batalla por el título, que da un giro espectacular | Federation Internationale de l'Automobile
This page contains archived information and may not display perfectly

World RX. Andreas Bakkerud gana por fin la batalla por el título, que da un giro espectacular

  • gb
  • fr
05.08.19

World RX 2019 de EE. UU. Final 

Andreas Bakkerud consiguió una impresionante victoria en el World RX de Canadá en Trois-Rivieres y le dio la vuelta a la batalla de los pilotos del Campeonato Mundial de Rallycross patrocinado por Monster Energy a falta de tres rondas para la final. 

Esta fue la primera victoria del piloto de Monster Energy RX Cartel del World RX desde 2016 en Argentina. Este año ya había estado cerca en dos ocasiones —quedó segundo en Bélgica y en Gran Bretaña—, pero el noruego finalmente lo logró en el desafiante circuito urbano de Quebec.

Bakkerud reconoció los esfuerzos de su equipo de RX Cartel y logró al fin una victoria que creía que nunca llegaría. «Nos hemos esforzado como equipo y esperaba y rezaba para que llegara este día, aunque, con la mala suerte y los incidentes que hemos tenido esta temporada, pensé que nunca podría lograrlo», dijo.

«Estos meses han supuesto todo un reto a la hora de reunir al equipo en la primera ronda en Abu Dabi. Estuvimos muy cerca en Bélgica y Silverstone, y nos mantuvimos fuertes hasta la semifinal en Suecia. Incluso hoy he tenido problemas en la final cuando quemé el embrague en la salida».

«Pero nos hemos unido como equipo y estoy muy contento por ellos y por todos los seguidores del Bakkerud Blue de que finalmente lo hayamos conseguido».

«Han pasado casi 950 días desde que gané mi último evento. A decir verdad, no esperaba ganar esta carrera. Canadá no es un buen circuito para mí. Pero estoy contento de que el coche esté de una pieza para poder llevarme a casa la primera victoria del RX Cartel».

La victoria hizo posible que Bakkerud le arrebatara la posición a Timmy Hansen, segundo en la clasificación de pilotos, que se dirigía a Canadá y estaba a cinco puntos del líder del campeonato, Kevin Hansen.

Kevin fue quinto en cruzar la meta, pero más tarde fue descalificado de la final después de que los comisarios lo consideraran culpable en el enfrentamiento con Anton Marklund, de GC Kompetition.

Ahora Kevin lidera la general con 143 puntos, y Bakkerud es segundo con 138, mientras que Timmy es tercero con 129 puntos.

En cuanto a sus posibilidades de ganar el campeonato, Bakkerud añadió: «Está tan reñido que las carreras son muy impredecibles. Creo que será toda una carrera hacia la bandera a cuadros en Ciudad del Cabo (la ronda final del campeonato de 2019 en noviembre)».

«No será fácil ganar el campeonato. Hace falta tener buenos resultados y un poco de suerte. Va a ser difícil, pero nunca se sabe».

Por detrás de su hermano Kevin por solo seis puntos en la ronda canadiense, Timmy fue el gran perdedor de la lucha por el campeonato tras caer en la Q2 y en la caótica cuarta carrera de la Q4.

Su Peugeot 208 se vio gravemente dañado al chocar con varios coches y, finalmente, se deslizó hasta la línea de meta, donde recibió la asistencia de un vehículo de recuperación.

Los incidentes le hicieron perderse las semifinales y se fue del World RX de Canadá con tan solo cuatro puntos.

En segundo lugar, después de Bakkerud en la final está Janis Baumanis, de Team STARD, quien obtuvo un mejor resultado respecto del tercer puesto que consiguió en la quinta ronda en Hell (Noruega).

«Está muy bien estar aquí entre estos dos pilotos», declaró. «El equipo ha trabajado muchísimo. Esta es mi quinta final de la temporada y estamos recogiendo los frutos».

En tercer lugar, Timur Timerzyanov, de GRX Taneco, que había derrotado a Bakkerud en la victoria de Spa-Francorchamps en mayo. El ruso había competido antes con su Hyundai i20 en semifinales a pesar de haberlo hecho con una suspensión rota. 

«En realidad, el coche iba mejor con la suspensión rota», bromeó. «En la final, el tercer puesto fue todo un regalo después de que Kevin (Hansen) y Anton (Marklund) chocaran el uno contra el otro tras la vuelta comodín. Hoy he tenido suerte, pero así son las carreras».

El jefe del equipo de GC Kompetition, Guerlain Chicherit, terminó cuarto y completó un fin de semana impresionante. Marklund se clasificó quinto tras el choque con Kevin Hansen, que provocó grandes daños en la suspensión de su Renault Megane.

Niclas Gronholm, de GRX Taneco, que había marcado el ritmo de la carrera al principio del fin de semana y que terminó como el mejor clasificado, parecía dispuesto a luchar de forma incansable por la victoria en la general.

Sin embargo, pagó el precio de una cara estrategia comodín en semifinales, en la que terminó cuarto y, por lo tanto, no llegó a la final.

El piloto de Muennich Motorsport ALL-INKL.COM, Timo Scheider, en el Seat Ibiza, llegó a las dos semifinales, pero un choque con el Audi S1 de Liam Doran, de Monster RX Cartel, provocó daños en la carrocería y lo situó en sexto puesto. El incidente relegó a Doran a la cuarta posición en la semifinal, cuando parecía que iba a haber un puesto en la final para el británico.

Krisztian Szabo, de EKS Sport, lleva una pegatina de «recién casado» en el parachoques trasero de su Audi S1 en referencia a la reciente boda del húngaro, que celebró con una victoria en la Q2 de camino al quinto puesto en la semifinal. 

El lituano Rokas Baciuska, en el Renault Megane de GC Kompetition, se vio en una situación comprometida desde la Q1 tras haber recibido una penalización de cinco segundos por haber rebasado dos veces el trazado de la pista. Las faltas lo dejaron en noveno lugar después de la Q2. 

Se recuperó y llegó a la semifinal, donde terminó quinto tras rozar la protección de neumáticos. El francés Cyril Raymond, miembro de GCK, no pudo continuar por un fallo mecánico en la semifinal.

La racha de mala suerte de Guillame De Ridder continuó, y el belga terminó el evento en 14.ª posición en la general en su Renault Clio de GCK Academy.

Después de una intensa carrera hacia la novena posición en la Q3, el interés de Oliver Bennett en el fin de semana terminó en la tercera carrera de la Q4, cuando su Mini Cooper de Xite Racing quedó fuera de la línea de meta y se le rompió la suspensión delantera derecha.

Fue una jornada llena de emociones para Jani Paasonen, de Team STARD. Los problemas del finlandés comenzaron en la sesión de entrenamientos libres al entrar en contacto con uno de los famosos muros de hormigón de Trois-Rivieres.

Su Ford Fiesta se abrió paso por la línea de meta en la tercera carrera de la Q2 después de haber sufrido un nuevo contacto con una barrera de neumáticos que le provocó daños en la suspensión trasera derecha. Finalmente, terminó en el último lugar. 

Ahora, el campeonato visita Loheac para el Bretagne World RX de Francia del 31 de agosto al 1 de septiembre.

Puede leer los resultados completos del World RX de Canadá aquí.