WIM - Títulos de campeonas para mujeres en automovilismo (WIM) | Federation Internationale de l'Automobile
This page contains archived information and may not display perfectly

WIM - Títulos de campeonas para mujeres en automovilismo (WIM)

  • gb
  • fr
28.09.18.

Anita Mäkelä y Flick Haigh celebran sus títulos más importantes.

Las mujeres se han proclamado campeonas en dos de las disciplinas más diversas del automovilismo este mes, lo que demuestra una vez más que existe un grupo de talentos femeninos de primer nivel en este deporte. Anita Mäkelä se adjudicó su tercer título del Campeonato de Europa de Drag Racing de la FIA en la categoría Top Fuel, mientras que Flick Haigh se convirtió en la primera mujer en conseguir la victoria absoluta en el Campeonato Británico de GT junto a Jonny Adam en su Aston Martin de Optimum Motorsport.

Con dos títulos ya a sus espaldas, Anita entró en la temporada de seis pruebas decidida a recuperar su condición de número uno. La finlandesa consiguió las tres últimas victorias en su dragster Top Fuel de 10 000 caballos, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en aproximadamente medio segundo. Y no tiene intención de dejar de levantar el pie del acelerador en 2019, como explicó a fia.com al reflexionar sobre su último título.

«Llevamos el número uno en nuestro coche hasta la próxima temporada y nos gustaría mantenerlo así. Ese es nuestro objetivo para 2019», dijo Finn. «Estoy fuerte después de ganar mi tercer Campeonato Top Fuel de la FIA y esto es trabajo en estado puro. Yo soy tan buena como lo es mi equipo. Esto me dice que tengo el mejor equipo y, con estos chicos, no hay batalla que nos venga grande. Estoy muy orgullosa de ellos.

Este año estábamos dominando en Top Fuel. Cuando el coche funciona como debería, todo parece fácil. Es obvio que tuvimos algunos malos momentos, pero nuestro objetivo siempre fue ganar el campeonato. Ha sido nuestra mejor temporada. Cada vez que me pongo el casco, pienso: ‘Tienes que derrotar a todos si quieres ganar (el título)’».

En un dragster con velocidades máximas de unos 500 km/h, Anita también ostenta el récord europeo de tiempo/velocidad de la FIA de más de 300 m de 3.870 s y 504 km/h, un dato que lleva su nombre desde 2015.

En los GT británicos, Flick Haigh, de 33 años, se convirtió en la primera mujer en ganar una carrera y conseguir la pole en categoría absoluta de la serie a principios de este año. La regularidad, el podio y una segunda victoria con su compañero de equipo Jonny Adam permitieron que el dúo llegara a la final de Donington con una ventaja de 27,5 puntos, con 37,5 puntos posibles con la victoria.  Los tripulantes del Aston Martin Vantage GT3 sólo necesitaban terminar en sexta posición para asegurarse la victoria y, después de una carrera difícil, acabaron cuartos en meta de más de 30 coches. Flick se convierte en la primera mujer campeona absoluta en los 26 años de historia del Campeonato Británico de GT.

«Estoy eufórica. Tengo que pellizcarme todas las mañanas y creo que no he dejado de sonreír durante días», dijo. «Es un gran honor tener este título. Es una serie increíblemente dura y muy competitiva. Tuve dos temporadas muy duras en 16/17 y casi me di por vencida porque estaba muy desanimada. Este año ha superado todas mis expectativas y estoy muy orgullosa de todo el equipo. Todo el mundo ha trabajado mucho todo el año dentro y fuera del circuito».

Reflexionando sobre lo que también significa ganar un título siendo mujer, añade: «Significa mucho para transmitir que las mujeres son iguales en el automovilismo». Nunca nadie me han tratado de forma diferente. Me veo a mí misma como una piloto; para mí, no hay diferencia de sexos. Quiero animar a más mujeres a practicar este deporte».

Está claro que ha habido desafíos y momentos decisivos en el camino hacia el título. La quinta prueba en Spa será una de lasque Flick recordará más. «He liderado la carrera desde la salida antes de que un guardabarros volara en la curva 3 y se atascara debajo de mi neumático trasero, que me hizo hacer un trompo. Me ponía nerviosa pensar que había pinchado y perdí muchos puestos. La vuelta me dio mucha confianza en el coche y en mis posibilidades. Entrar en pánico sin ninguna razón también me enseñó a mantener el coche siempre en movimiento; pararse y preocuparse no ayuda a ganar carreras. Ha sido un gran fin de semana de aprendizaje. Cuando fuimos a Brands Hatch, tenía una confianza renovada y esa victoria hizo que el título fuera posible y más real».

En cuanto al futuro, Flick añade: «Estoy en conversaciones con Aston Martin Racing, nuevos posibles patrocinadores y con el equipo para programar el año que viene. El objetivo final es Le Mans, pero el camino para llegar aún está por decidir».

 

Foto del GT británico: Jakob Ebrey Fotografía