WEC - Compromiso a largo plazo de Rebellion Racing | Federation Internationale de l'Automobile

WEC - Compromiso a largo plazo de Rebellion Racing

  • gb
  • fr
08.11.19

Rebellion Racing ha sido parte del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA desde la primera carrera en Florida en marzo de 2012. El equipo suizo ha competido en la LMP1 en todas las temporadas excepto en 2017, cuando compitió en la LMP2, ganando los títulos de equipo y de pilotos antes de volver a la LMP1 para la Supertemporada 2018/19.

De hecho, Rebellion Racing ha tenido éxito en todas y cada una de las temporadas que han competido en el Campeonato Mundial de Resistencia. En 2012 el equipo ganó el Trofeo de Resistencia de la FIA para equipos privados LMP1, terminando por delante de otros cuatro competidores en la temporada inaugural del WEC. En 2013, 2014, 2015 y 2016 Rebellion Racing conservó su corona LMP1, y pudo llevar la lucha a los equipos fabricantes al conseguir el podio general, incluyendo dos en Silverstone y Spa al comienzo de la temporada 2016.

Después de ganar la corona LMP2 en 2017 con Bruno Senna y Julien Canal, Rebellion volvió a la categoría LMP1 con el Gibson Rebellion R13, con Gustavo Menezes, Thomas Laurent y Mathias Beche consiguiendo una victoria general en Silverstone cuando se excluyeron a los dos Toyota TS050. En Spa le siguió otro segundo puesto.

Nos pusimos al día con el director del equipo Bart Hayden para hablar del compromiso de Rebellion Racings con el WEC y sus ideas sobre los muchos logros en las sesenta carreras del WEC desde aquella primera ronda en Sebring en marzo de 2012.

 

P: Rebellion Racing ha competido en todas las temporadas del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA desde 2012. ¿Cuál es la razón principal para que Rebellion Racing compita en la categoría LMP1?

Bart Hayden: El Campeonato Mundial de Resistencia es el nivel más alto de las carreras de coches deportivos y dentro del WEC, el LMP1 es la categoría más alta. Desde el principio, Rebellion Racing ha querido competir al más alto nivel y tener la mejor oportunidad de ganar en Le Mans, por lo que, con la posible excepción de la carrera de 2017, estar en la LMP1 ha sido la mejor oportunidad para lograr ese objetivo final.

 

P: ¿Qué tan difícil es para un equipo privado competir con un fabricante en LMP1?

BH: En el caso de un fabricante en LMP1, tienen el poder de su organización y de su base de conocimientos, y su presupuesto y los recursos disponibles son significativamente más altos que los de un equipo privado. Eso hace que sea difícil para un corredor competir directamente, pero con regulaciones y persistencia por parte de este pueden lograr sus objetivos, y la lista de resultados y logros de Rebellion Racing en el curso de la historia del WEC habla por sí misma.

 

P: ¿Cuál ha sido su temporada favorita y por qué?

BH: Es difícil elegir una temporada en concreto, cada una de ellas tiene momentos especiales y momentos flojos. Si me presionan, me resultaría difícil seleccionar una sola temporada, en cambio diría que disfruté la de 2012 porque con la Lola Toyota, además de ganar el Campeonato, terminamos cuartos en Le Mans contra los 6 coches de fábrica de Audi y Toyota, y luego a finales de año fuimos a Atlanta y ganamos el Petit Le Mans también. Y elegiría la de 2017 porque era muy competitiva y ganamos el Campeonato LMP2 en la última carrera de la temporada.

 

P: Rebellion Racing ha sido el hogar de algunas de las nuevas generaciones de pilotos de resistencia, como Thomas Laurent. ¿Esto ha sido parte de la estrategia del equipo para traer a estos nuevos pilotos a competir junto a los ya establecidos pilotos como Mathias Beche y Bruno Senna?

BH: Rebellion Racing ha sido durante mucho tiempo un gran defensor de los jóvenes pilotos, especialmente de los suizos, recuerde que Neel Jani estuvo en el equipo desde 2010, Marcel FASSLER también condujo ese año y luego Mathias BECHE se convirtió en un piloto de gran antigüedad. Fabio LEIMER, Harold PRIMAT, Alexandre IMPERATORI y Matheo TUSCHER también apostaron por Rebellion y estamos encantados de haber sido capaces de proporcionarles una plataforma para que muestren sus habilidades.

 

P: En 2017 Rebelión se trasladó a la LMP2 y ganó el título de campeón con Bruno Senna y Julien Canal. ¿Cuál fue la razón del cambio de LMP1 a LMP2?

BH: 2017 fue el primer año para los nuevos coches LMP2 y fue el último año de los antiguos coches LMP1, así que fue un año de transición. Durante 2016, cuando nos enteramos del rendimiento esperado de los nuevos coches LMP2, nos dimos cuenta de que serían igual de rápidos, o quizás más, que los antiguos R-One LMP1, por lo que decidimos pasar a los coches LMP2 en lugar de invertir en los más antiguos R-One y, al usar los coches LMP2, también nos permitió participar en tres carreras de resistencia en los Estados Unidos (Daytona, Sebring y Petit).

 

P: ¿Cuál fue el punto culminante de la temporada 2017?

BH: Hubo dos momentos culminantes de la temporada 2017, el primero fue ganar la carrera en México, fue el primer triunfo de la temporada y nos quitó el mono de encima; luego ganamos las carreras de Fuji, Shanghái y Baréin. El segundo punto culminante fue ganar el Campeonato en la última carrera de la temporada en Baréin. Al principio de la temporada todo el mundo decía que habíamos estado paseándonos por el LMP1 y que no éramos una verdadera fuerza competitiva, así que fue agradable ganar el Campeonato con cuatro victorias en las nueve carreras y demostrar que los críticos estaban equivocados.

 

P: ¿Por qué el equipo decidió volver a la LMP1 y no defender el título de LMP2 en 2018/19?

BH: Como se ha mencionado anteriormente, queremos competir al más alto nivel y con las mejores posibilidades de ganar Le Mans, así que con el nuevo Reglamento LMP1 para 2018 esperábamos poder luchar realmente por las victorias en la general y el Campeonato. Resultó que los coches de la fábrica seguían dominando durante la " Supertemporada ", pero el objetivo de ganar Le Mans sigue ahí y creemos que estar en la LMP1 es la mejor oportunidad para ello.

P: ¿Cómo va la temporada 2019/20 para el equipo?

BH: En lo que va de temporada ha habido dos carreras y hemos terminado en el tercer escalón del podio en las dos carreras, así que no está tan mal. Shanghái se ha portado bien con nosotros en el pasado y nuestro coche funciona bien aquí, así que con el nuevo EOT y los hándicaps de éxito para esta carrera, esperamos estar en el primer escalón del podio después de esta carrera.

 

P: Esta es la última temporada de los actuales coches LMP1, aunque los coches podrían seguir corriendo en el WEC la próxima temporada. ¿Rebellion Racing está considerando la nueva categoría de Hypercar o algo más?

BH: Rebellion Racing está pensando en Hypercar, pero tendremos que esperar a ver qué pasa en el futuro.

 

Las 4 Horas de Shanghái es la tercera ronda del Campeonato Mundial de Resistencia 2019/20 de la FIA y tendrá lugar el domingo 10 de noviembre.