FIA PRESIDENT PARTICIPATES IN 25TH ITS WORLD CONGRESS | Federation Internationale de l'Automobile

EL PRESIDENTE DE LA FIA PARTICIPA EN EL 25.º CONGRESO MUNDIAL

  • gb
  • fr
17.09.18

El 17 de septiembre, el presidente de la FIA, Jean Todt, que también es Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, participó en la ceremonia inaugural del 25.º Congreso Mundial de ITS en Copenhague, que reunió a los principales actores de la industria mundial especializados en soluciones de sistemas de transporte inteligentes (ITS).

ITS, copenhagen, road safety

Junto con la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, y el teniente de alcalde de París, Christophe Najdovski, el Sr. Todt debatió sobre el futuro de las ITS y la seguridad vial.

Si bien reconoció la contribución de muchas soluciones de ITS para prevenir los accidentes de tráfico y ayudar a las ciudades a diseñar calles más seguras, invitó a la audiencia a reflexionar sobre el despliegue práctico de las soluciones de ITS, un objetivo que requiere una visión compartida a nivel internacional.

Sólo la priorización de las innovaciones que tengan un impacto duradero y sostenible generará beneficios a largo plazo para la seguridad vial.

Los gobiernos tienen un papel fundamental en la creación de las condiciones para una estrategia de despliegue efectiva, que se centra en la participación de la industria y en la información al consumidor. 

El Control Electrónico de Estabilidad (ESC), que se estima que salva 4000 vidas al año, se introdujo en los automóviles a principios de la década de 1990, pero la tecnología sólo alcanzó su pleno potencial de salvamento en 2014, cuando se hizo obligatoria en todos los vehículos.

Desde el punto de vista de la seguridad, un factor clave para el éxito en la implementación de cualquier sistema novedoso es informar a los usuarios sobre los beneficios de la tecnología, ya que los consumidores pueden desconectar fácilmente las funciones o ignorar las señales de advertencia.

El despliegue a gran escala también permitiría una transferencia más fácil de la innovación en los países en desarrollo, donde las innovaciones son cruciales para alcanzar los objetivos de sostenibilidad.

En particular, el Sr. Todt insistió en la necesidad de llenar el vacío en el desempeño de la seguridad vial entre países con diferentes niveles de desarrollo, para que todos puedan disfrutar de los beneficios de una movilidad más segura en todo el mundo.

La aplicación obligatoria de las normas de las Naciones Unidas relativas a los impactos frontales, laterales y peatonales y al control electrónico de la estabilidad a todos los vehículos nuevos vendidos en todos los mercados debe considerarse una condición previa que puede permitir el despliegue de la tecnología de seguridad activa en las regiones que más se beneficiarían de las aplicaciones de seguridad de las ITS.

«El Congreso Mundial de ITS reúne a los principales actores de la industria: el despliegue de un conjunto mínimo de normas de seguridad debe considerarse una responsabilidad compartida. Espero que toda la industria automovilística presente aquí en Copenhague pueda compartir este punto de vista y apoyar este proceso. Como presidente de la FIA y Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, cuento con su pleno apoyo para implementar tecnologías de seguridad en países con ingresos bajos y medios a la mayor brevedad posible», concluyó el Sr. Todt.