Hill Climb - The 2018 Champions take centre stage in Switzerland | Federation Internationale de l'Automobile
This page contains archived information and may not display perfectly

Montaña. Los campeones de 2018, protagonistas en Suiza

  • gb
  • fr
08.11.18

La entrega de premios del Campeonato de Europa de Montaña de la FIA tuvo lugar el pasado fin de semana en Suiza.

Según la tradición, cada uno de los miembros organizadores de la Alliance des Organisateurs du Championnat d'Europe de la Montagne realizan de forma rotativa la entrega de premios del Campeonato de Montaña de la FIA. Este año, fue el turno de Suiza, y, naturalmente, los organizadores (la ASA St-Ursanne–Les Rangiers) lo celebraron en Porrentruy, una pequeña ciudad con encanto en las montañas del Jura suizo, muy cerca del pueblo medieval de St-Ursanne, conocido por su carrera internacional de montaña, y que forma parte del Campeonato de Europa desde 1972.

Sin embargo, este año se ha perdido otra tradición: la de ver al italiano Simone Faggioli como el último en subir al escenario para recibir el trofeo de campeón de Europa de Categoría 2 de la FIA. El diez veces campeón de Europa pudo haber estado presente en la sala, y, de hecho, se le invitó a recibir su medalla de cuarto clasificado en el campeonato, pero fueron otros los que se llevaron la ovación. Si bien no había tenido tanto éxito en Europa como en años anteriores, Faggioli había brillado varias veces en 2018. Un momento destacable fue su participación en la famosa carrera de montaña Pikes Peak, en Colorado (EE.UU.), donde terminó segundo (y primero entre los coches con motor de combustión). Consiguió el tercer mejor tiempo en este famoso recorrido que ya cuenta con más de 100 años.

El hombre al que había que seguir de cerca en la temporada 2018 en la Categoría 2 (coches deportivos) del Campeonato de Europa fue el italiano Christian Merli, que ya se había impuesto en temporadas anteriores como el único piloto capaz de desafiar a Faggioli. Merli dominó el Campeonato de Europa, con 11 victorias en 11 competiciones (!) y varios nuevos récords generales en circuitos de todo el continente. Por si fuera poco, al final de una temporada maratoniana, en la que lo vimos luchar en todos los frentes en su Osella FA30 con motor Zytek, fue nombrado campeón italiano, y la guinda del pastel fue obtener su primera medalla de oro en el FIA Hill Climb Masters. Christian Merli subió muy emocionado a lo más alto del podio el pasado sábado en Porrentruy. «Reconozco que cuando sonó el himno nacional de Italia durante la ceremonia, se me saltó alguna lágrima», explicó Merli. Esta temporada 2018 ha sido magnífica, y el título europeo es una fantástica recompensa por tanto sacrificio y esfuerzo, sin olvidar la decepción de las dos temporadas anteriores. Estuvimos muy cerca de conseguir el premio en 2016 y 2017. En el podio, obviamente pensé en este magnífico trofeo, pero también en todas las dificultades a las que se habían enfrentado mi familia, mi mecánico y mi equipo. Es un gran momento, verdaderamente emocionante».

El joven italiano Andrea Bormolini, tercero en el campeonato de 2017, había ascendido un puesto, esta vez había sido subcampeón de Europa, gracias a su dominio del Grupo CN. En tercer lugar, en su Audi TT-R DTM, el checo Vladimir Vitver había dominado de forma regular el Grupo E2-SH, los llamados «automóviles silueta».

En la Categoría 1 (coches de producción), el título europeo volvió a ser para el checo Lukas Vojacek, tan constante como un reloj con su Subaru Impreza WRX del Grupo A. A pesar de que los recorridos europeos no le eran familiares, el francés Pierre Courroye demostró su talento en cada una de sus apariciones en su McLaren MP4: logró nueve victorias en su grupo en sus apariciones. Sin embargo, recibió penalizaciones de puntos en dos casos en los que el número de participantes de GT fue inferior a tres. En tales circunstancias, a cada participante se le otorga solo la mitad de los puntos conseguidos, de acuerdo con lo estipulado en un artículo del reglamento. Esta misma regla también le costó al italiano Antonino Migliuolo su intento por conseguir el título, a pesar de que había liderado el Grupo N muchas veces en su Mitsubishi Lancer Evo IX. Por lo tanto, como no pudo conseguir el máximo de puntos en cada una de sus apariciones, el italiano había recortado su programa inicial. El italiano procedente de Cerdeña Tonino Cossu, competidor habitual en el campeonato durante varios años, ha conseguido un buen resultado y ha terminado tercero en la clasificación general y segundo en el Grupo A, en el que su «pequeño» Honda Civic apenas ha podido competir con el Subaru de Vojacek.

La entrega de premios en Porrentruy también fue una oportunidad para premiar a los ganadores de la Copa Internacional de Montaña de la FIA, que incluyó ocho eventos en el calendario 2018. El checo Vaclav Janik, invicto desde 2012, conservó el título en 2018. Se impuso al austriaco Christoph Lampert y a un grupo de tres de pilotos italianos formado por Christian Merli, Manuel Dondi y Francesco Turatello. El suizo Ronnie Bratschi había optado por centrarse en esta copa, que, a diferencia del Campeonato Europeo, incluye una categoría (Categoría 3) en la que podría competir en su potente Mitsubishi Lancer. Este fue el tercer trofeo consecutivo de Bratschi, tras ganar las ediciones de 2016 y 2017.

Por último, la Categoría 1 fue para el austriaco Reinhold Taus, su primera victoria a nivel internacional.

 

Para ver las fotos de la ceremonia de entrega de premios de la FIA, haga clic aquí.