WEC: São Paulo será reemplazado por Austin, Texas | Federation Internationale de l'Automobile

WEC: São Paulo será reemplazado por Austin, Texas

  • gb
  • fr
05.12.19

Tras la confirmación por parte del Consejo Mundial del Automovilismo de la FIA el miércoles 4 de diciembre, la quinta ronda del Campeonato Mundial de Resistencia 2019/20 de la FIA tendrá lugar en el Circuito de las Américas en Texas el 23 de febrero de 2020, sustituyendo a la carrera que se celebraba en Sao Paulo (Brasil) el 1 de febrero.

El promotor local brasileño de las 6 Horas de São Paulo no pudo cumplir con sus obligaciones contractuales y la organización del WEC no tuvo otra alternativa que encontrar un circuito alternativo. Además, el WEC dejó claro que no había tenido ningún problema con la ciudad de São Paulo ni con el Autódromo José Carlos Pace (Interlagos).

El Circuito de las Américas es muy conocido y admirado por los competidores del WEC, ya que el campeonato se ha disputado allí en cinco ocasiones en los últimos siete años. Sus excelentes instalaciones albergarán los 30 prototipos y los coches GT un mes antes de que viajen a Florida para el increíble y muy esperado evento Super Sebring organizado por IMSA.

La fecha de la carrera de la COTA se ha fijado para los días 22 y 23 de febrero con el fin de no coincidir con la Super Bowl 2020 de la NFL, que tiene lugar el primer fin de semana de febrero, y para evitar coincidir con la carrera de Fórmula E los días 14 y 15 de febrero.

Gérard Neveu, CEO del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA, comentó: "En primer lugar, debemos agradecer a Bobby Epstein y al Circuito de las Américas por alojarnos en un plazo relativamente corto. Es un circuito excelente, y nuestros aficionados, competidores y medios de comunicación tienen ahora la seguridad de que en Norteamérica se celebrarán excelentes carreras no una, sino dos veces en dos meses.

Por supuesto, es muy desafortunado encontrarnos en esta situación. El WEC lamenta mucho esta situación y está muy triste por la ciudad de São Paulo y por los miles de aficionados brasileños al automovilismo. Nuestra principal preocupación eran nuestros competidores y socios, y hemos trabajado muy duro para encontrar una solución que ofreciera la menor interrupción posible".