WEC - 6 Hours of Fuji - The Japanese Stars of the Show | Federation Internationale de l'Automobile

WEC - 6 Horas de Fuji - Las Estrellas Japonesas del Espectáculo

  • gb
  • fr
09.10.18.

El Fuji International Speedway es la pista donde Toyota juega en casa y, aunque los aficionados japoneses que acuden a las faldas del monte Fuji reconocen inmediatamente a muchos de los pilotos de la parrilla, como Fernando Alonso y Jenson Button, todos quieren ver a los héroes locales -Kamui Kobayashi y Kazuki Nakajima- durante la séptima edición de las 6 Horas de Fuji, la cuarta ronda del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA 2018/19.

Kamui Kobayashi

Algo así como un héroe de culto en sus días en la Fórmula 1 gracias a su actitud de nunca darse por vencido y a sus atrevidos movimientos en pista, últimamente Kamui Kobayashi se ha asentado como uno de los talentos de élite de la LMP1 en el WEC con el Toyota Gazoo Racing.

Sin embargo, ¿sabía que Kobayashi tuvo su primer contacto con la competición de coches deportivos en la división LMGTE Pro del WEC?  Se incorporó a la plantilla de AF Corse Ferrari en 2013, junto con Toni Vilander, y consiguió cuatro podios esa temporada.

Después de una última carrera de Fórmula 1 en 2014, Kobayashi combinó una carrera en Super Formula con una prueba de Toyota LMP1 y un papel de reserva en 2015, convirtiéndose en el candidato natural para dar el salto a una carrera a tiempo completo con la marca que le dio su gran oportunidad en la F1 cuando Alexander Wurz colgó el casco.

Su primera temporada completa al más alto nivel del WEC no fue fácil - un trompo en las últimas etapas de las 24 Horas de Le Mans le salió caro a Toyota a la hora de alzarse con la victoria - pero fue decisivo para que su marca lograra una gran victoria en casa, en Fuji.

Tal vez el mayor logro de este piloto de 32 años fue su sensacional vuelta que le valió la pole en Le Mans en 2017. Es probable que su excelente tiempo de 3m14.791s al volante del Toyota TS050 HYBRID sea la vuelta más rápida de la historia del mítico Circuit de la Sarthe en su configuración actual durante unos cuantos años.

Ese fue el momento cumbre de un año difícil para Kobayashi y sus compañeros de equipo, Mike Conway y José María López en el No.7 Toyota; en Fuji, este año el trío intentará alzarse con su primera victoria desde la edición de 2016 de la ronda japonesa.

Con un gran número de seguidores tanto en el extranjero como en su país natal, Japón -una vez recaudó ocho millones de euros gracias a la financiación colectiva cuando su puesto en la parrilla de la Fórmula 1 se vio amenazado-, Kobayashi tiene tanta popularidad como talento. Pero, si no hubiera descubierto su talento para el karting, su vida podría haber sido muy diferente.

En lugar de soñar con ser piloto de carreras cuando era niño, la ambición de Kobayashi era convertirse en comediante, pero tuvo que renunciar a ese sueño porque no tenía «suficiente talento». Si su incipiente carrera de carreras se hubiera desvanecido, afirma que lo más probable es que se hubiera convertido en chef de sushi, como su padre.

Al final, sin embargo, su pérdida para la causa culinaria supuso una gran adquisición para el automovilismo, sobre todo para el WEC.

 

Kazuki Nakajima

El hombre tranquilo de Toyota Gazoo Racing es Kazuki Nakajima, sencillo, culto y con un talento descomunal, es un pilar clave del programa de carreras del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA, del que el equipo LMP1 del fabricante japonés ha formado parte desde su creación.

Uno de los pocos pilotos que han representado a la misma marca en el WEC año tras año desde la primera temporada en 2012, el nueve veces ganador de la carrera Nakajima hizo su debut en la serie en las 24 Horas de Le Mans, al volante del TS030 HYBRID LMP1 de Toyota, tres años después de salir de la Formula 1.

La primera victoria de la carrera se produjo ese año en casa, en Fuji, después de que Nakajima colocara al No.7 Toyota en la pole, y un año después él y sus compañeros de equipo Alex Wurz y Nicolas Lapierre triunfaron una vez más en la acortada ronda japonesa, golpeada por un tifón.

En 2014, Nakajima consiguió la primera pole de Toyota en Le Mans desde 1999, y lo más probable es que se hubiera convertido en el primer piloto japonés en ganar la famosa carrera al volante de un coche japonés si no hubiera sido por un problema eléctrico con su Toyota TS040 HYBRID mientras conservaba una gran ventaja durante la noche.

Dos años más tarde, la situación fue aun más desoladora, de nuevo con Nakajima al volante, cuando el Toyota se hizo pedazos en los últimos cuatro minutos de la carrera, cuando el No.5 Toyota TS050 HYBRID se detuvo con un problema en el turbo al comienzo de la última vuelta.

Nakajima tardó dos años más en vengarse, ya que él, Fernando Alonso y Sébastien Buemi, llevaron a su Toyota a la victoria en Le Mans en junio de este año, poniendo fin a la larga racha de mala suerte de la marca en el clásico francés.

Las carreras automovilísticas son parte de la familia Nakajima. Kazuki no solo es el hijo de Satoru Nakajima, la primera estrella japonesa de la Fórmula 1, antiguo piloto de Lotus y Tyrrell, sino que su hermano menor, Daisuke, también es un piloto famoso con múltiples podios en Super Formula y Super GT en su haber.

Aunque Nakajima afirma no haber sentido nunca presión por emular a su padre, sus carreras tienen cierto parecido. Kazuki no solo llegó a la Fórmula 1, sino que también ha repetido el éxito de Satoru en la escena nacional japonesa, ganando el título de Fórmula Nippon/Super Fórmula en 2012 y en 2014.

Ganador de una carrera en el WEC y también en el Super GT, Nakajima puede presumir de ser uno de los pilotos más versátiles de la parrilla y de estar a la altura de los demás en el equipo Toyota.  Es el piloto japonés más laureado en la historia del campeonato y posiblemente se convierta en el primer Campeón del Mundo japonés de la historia al final de esta temporada.  Nunca hay que subestimar a un hombre tranquilo.

Las 6 Horas de Fuji es la cuarta ronda del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA 2018/19, que tendrá lugar el domingo 14 de octubre de 2018.