IDC – Chivchyan victorious in second FIA Intercontinental Drifting Cup | Federation Internationale de l'Automobile
This page contains archived information and may not display perfectly

IDC. Chivchyan gana la segunda Copa Intercontinental de Derrapaje de la FIA

  • gb
  • fr
04.11.18.

El piloto ruso consigue una victoria espectacular en un evento internacional

Georgy Chivchyan ha ganado la Copa Intercontinental de Derrapaje (IDC, por sus siglas en inglés) de la FIA de 2018 tras una intensa competición en Tokio (Japón). El ruso superó a 21 de los mejores drifters de 13 países diferentes de todo el mundo en este torneo, la única competición de derrapaje que está sancionada actualmente por la FIA.

Fue un evento verdaderamente internacional. Chivchyan subió a lo más alto del podio, por delante de Yves Meyer (Suiza) y de S. Chanatpon Kerdpiam (Tailandia).

Mucho ha cambiado desde el evento inaugural del año pasado, incluido un diseño revisado muy elogiado y una revisión del sistema de puntuación que este año ha puesto un mayor énfasis en la evaluación humana, asistida por la información adicional que proporcionan los sistemas de telemetría.

Tras dos días de entrenamientos en perfectas condiciones en el distrito de Daiba de la capital japonesa, los competidores han sido recibidos hoy (4 de noviembre) con temperaturas más bajas y con lluvia. La parte en solitario del evento, que decide los 16 primeros clasificados de los duelos, se desarrolló en condiciones secas, y los pilotos se esforzaron a fondo en la pista para conseguir el mejor resultado posible.

Tres jueces dieron puntuaciones de 30 puntos por la línea, el ángulo y el estilo de cada carrera, con 10 puntos también por velocidad.

El ganador del año pasado, Masato Kawabata, determinó rápidamente los marcadores y obtuvo 85 puntos en el Grupo A. Sin embargo, a medida que el Grupo B salía a la pista, el as de Japón empezó a descender puestos, en primer lugar, cuando Hideyuki Fujino consiguió 86 puntos, antes de que Chivchyan, conocido como «Gocha», atacara con dos puntuaciones increíbles: 88 en la primera carrera y 95, en la segunda.

Este resultado fue inigualable en las carreras en solitario, aunque los impresionantes esfuerzos de Marco Zakouril e Yves Meyer en el último grupo los colocaron en segundo y tercer lugar. Fue una sorpresa ver al cuarto clasificado del año pasado, Masashi Yokoi, quedar fuera y no conseguir puntos.

Con los 16 primeros puestos decidiendo las combinaciones para la primera ronda de Duelos, los pilotos fueron sorprendidos por las condiciones atmosféricas, ya que una lluvia torrencial implicaba que tendrían que enfrentarse a condiciones húmedas mientras se aventuraban de nuevo a la pista,

lo que hizo que los jueces ya no tuvieran en cuenta la velocidad en el la pista, y que la precisión en la conducción se convirtiera en la máxima prioridad.

En la primera ronda eliminatoria se disputó una intensa etapa de cuartos de final entre rusos, en la que Chivchyan derrotó al subcampeón del año pasado y a su compañero del equipo ruso Drift Series Team, Arkadiy Tsaregradtsev. Los dos iban muy igualados en la pista, pero Chivchyan hizo lo necesario para llegar a semifinales.

En el otro lado de la carrera, hubo dos resultados sorprendentes en cuartos de final, con Charles Ng eliminado por S. Chanatpon Kerdpiam y el ganador del año pasado, Kawabata, que se retiró debido a problemas mecánicos a su Toyo Tires Glion Trust Racing Nissan GTR, e hizo que Yves Meyer ascendiera al siguiente nivel por su equipo Eventseelisberg.

Fue una primera semifinal emocionante entre Chivchyan y Naoto Suenaga, que, en su segunda vuelta por la pista, se enfrentaron en la persecución de Chivchyan. El contacto se produjo durante la iniciación de la firma de Suenaga, cuando el Nissan Silvia amarillo empujó al Silvia naranja.

Sin embargo, los jueces no pudieron separar a la pareja en ambas carreras, por lo que pidieron un One-More-Time (en español, «una vez más»), lo que significa que los coches volvieron a realizar el duelo.

Gocha tuvo una primera carrera impecable, mientras que Suenaga cometió un pequeño error que le costó caro. En la segunda carrera, no hubo contacto, y el ruso colocó su coche a centímetros del líder japonés para asegurar su posición en la final.

La segunda semifinal contó con dos pilotos que no se esperaba que llegaran tan lejos en esta competición mundial, y, mientras Kerdpiam y Meyer estaban igualados en la primera carrera, el piloto tailandés cometió un pequeño error, tocó el BMW M2 líder de Meyer, y perdió el control.

Esto supuso que, de forma increíble, la final de la Copa Intercontinental de Derrapaje de la FIA de 2018 vería a Rusia contra Suiza (Chivchyan contra Meyer) en la batalla final frente a los miles de aficionados que se habían reunido en Tokio.

Con unas condiciones que mejoraban y bajo los focos de Daiba, y aunque Meyer había progresado rápidamente a lo largo del día para disputar el título con valentía, no hubo nada que el joven suizo pudiera hacer para impedir que Chivchyan consiguiera la victoria.

Con el humo de los neumáticos y los focos apagados, la competición de hoy ha marcado, sin duda, un progreso significativo desde el evento inaugural hace doce meses, con un formato de evento más completo y un sistema deportivo que allanó el camino hacia un futuro brillante para los eventos de derrapaje sancionados por la FIA.

Georgy Chivchyan, el ganador de la Copa Intercontinental de Derrapaje de la FIA, declaró: «Este es un momento muy memorable para mí, y, por las carreras en solitario, sabía que tendría que luchar contra mis compañeros de equipo al principio de los duelos. Quería que todos triunfaran, pero todos los duelos son muy importantes para mí y estoy agradecido de haber llegado hasta aquí. Esta pista en Tokio es “el lugar” para derrapar, y encajaba a la perfección con mi coche y lo hice lo mejor que pude. Ojalá hubiera podido batirme contra mi compañero de equipo, pero, en la última edición de la IDC de la FIA, él me ganó aquí, así que poder ganar esta vez ha sido una buena venganza».

Yves Meyer, segundo puesto de la Copa Intercontinental de Derrapaje de la FIA, afirmó: «A decir verdad, esta mañana no esperaba estar aquí. Cuando me desperté rodeado de todas las estrellas del derrapaje, no me sentía como un rey del derrapaje, sino más bien como Donkey Kong al volante, pero creo que, a lo largo del día, he ido creciendo para ser, al menos, un niño del derrapaje, ¡y ahora quiero seguir creciendo! Fue un evento increíble; contó con una muy buena organización y con una pista magnífica y, por supuesto, con unos formidables espectadores a los que les encanta el derrapaje. Siempre es genial conducir en lugares en los que todo el mundo es fan de este evento y en los que la gente quiere ver un buen espectáculo. Creo que la decisión que tomamos de venir a Japón y competir en la Copa Intercontinental de Derrapaje de la FIA fue la mejor que pudimos tomar.

S. Chanatpon Kerdpiam, tercer puesto de la Copa Intercontinental de Derrapaje de la FIA, manifestó: «Nuestra participación en solitario no fue la mejor porque hubo problemas mecánicos en las dos carreras, así que tuvimos que cambiar todo antes de los duelos. Me gusta más conducir en condiciones húmedas que en secas: hace dos o tres años quedé 16.º en pista seca, llovió y luego conseguí el primer puesto, así que todo me ha salido muy bien hoy y estoy encantado de estar aquí».