AUTO - CHICA DE ORO, REGLAS DE ORO | Federation Internationale de l'Automobile

AUTO - CHICA DE ORO, REGLAS DE ORO

  • gb
  • fr
16.01.19

El camino de Vanessa Low desde una lesión que cambió su vida hasta el oro paralímpico es una historia inspiradora de determinación, confianza en sí misma y perspicacia. Ahora, está llevando ese compromiso a la campaña #3500LIVES de la FIA para reducir las fatalidades en las carreteras, con el mensaje de que, en un mundo lleno de distracciones, la concentración lo es todo

¿Por qué crees que una campaña como esta, que busca llevar mensajes sencillos sobre seguridad vial a una audiencia global a través del espacio disponible en las vallas publicitarias, es importante?
Es tan fácil quedar atrapado en las rutinas, realizando tareas en piloto automático, que perdemos la conciencia del mundo que nos rodea, lo que puede ser muy peligroso en el mundo del tráfico. Creo que las vallas publicitarias tienen el poder de llamar nuestra atención y recordarnos esas simples reglas que pueden salvar la vida de las personas que nos rodean, así como la nuestra.

El mensaje que promueves como embajadora de #3500LIVES es que los conductores siempre presten atención. ¿Este mensaje es más relevante ahora que nunca debido a los teléfonos móviles, a los crecientes niveles de distracción en los coches y al mayor número de peatones y usuarios vulnerables de la vía pública?
Una parte importante de nuestras vidas ocurre por teléfono en estos días. Parece que todos estamos cada vez más ocupados y nos cuesta trabajo mantenernos al día con nuestra carga de trabajo, citas y plazos. Lo que mucha gente olvida es que ningún correo electrónico o llamada telefónica podría ser más importante que una vida, la cual ponemos en riesgo cuando nos distraemos mientras conducimos. Cuando nos quedamos atrapados en atascos de tráfico y sentimos la necesidad de aprovechar este tiempo aparentemente perdido, debemos recordar que prestar atención a la tarea de conducir es esencial para asegurar que lleguemos de forma segura. Y eso es siempre más importante que cualquier cosa que pueda estar ocurriendo actualmente por teléfono, en una cuenta de correo electrónico o en las redes sociales.

Los atletas están acostumbrados a concentrarse mucho durante los eventos, desarrollando la capacidad de dedicarse a la tarea en cuestión de lleno, excluyendo todo lo demás. ¿Existen técnicas que se puedan aplicar a la conducción o se trata simplemente de minimizar las influencias externas?

Estar concentrada y en el presente es esencial para competir al máximo. Cuando me pongo en fila para mi siguiente salto, a menudo frente a una gran multitud y rodeada de ruido, tengo que ser capaz de distanciarme de todo lo que haya sucedido en el pasado, como las lesiones y los fracasos, y de todo lo que pueda ocurrir en el futuro, como la pérdida de una medalla, de la financiación y todas las consecuencias que traen el fracaso o el éxito. La atención es algo que necesita entrenarse como cualquier músculo de nuestro cuerpo. Recibo clases de yoga y meditación, donde aprendo a concentrarme en mi respiración, cambiar el ruido en mi cabeza y estar en el presente. Es increíble ver cómo cambia el mundo cuando aprendes a estar en el momento, y no solo en el deporte. Llegamos a experimentar la vida a un nivel mucho más profundo. Aprendí a estructurar mi día de manera más eficiente para no tener la necesidad de hacer varias tareas a la vez, sino poner toda mi atención en una sola.

¿Has tenido alguna experiencia personal con otros temas de seguridad mencionados por la campaña: Cinturón, Respetar el código de circulación, Usar casco, Obedecer el límite de velocidad, Conducir sobrio, Siempre prestar atención, Proteger a mis hijos, Detenerse cuando estemos cansados, etc.?

Cuando era joven casi pierdo a mi padre en un terrible accidente de tráfico. Se había detenido por un problema técnico en su coche y un camionero cansado se salió de su carril y se chocó contra el coche de mi familia, con mi padre tirado debajo intentando arreglar el problema. Este accidente podría habernos dejado a mi madre, a mi hermana y a mí sin padre, y eso demuestra el peligro extremo de conducir cuando estamos cansados.

Sufriste un accidente de tren que te cambió la vida cuando solo tenías 15 años. ¿Existen paralelismos entre lo que te sucedió a ti y lo que les sucede a las víctimas de accidentes de tráfico en términos del efecto que pueden tener en la vida de los heridos y de las personas cercanas a ellos?
Perdí mis piernas por un accidente que podría haberse evitado si la gente hubiera prestado atención. El accidente no solo influyó en mi propia vida, sino en la de todos los que me rodeaban, como familiares y amigos. Mientras que yo tenía que sufrir las consecuencias físicas por mi cuenta, los que me rodeaban tenían que ajustar sus vidas para apoyarme mientras lidiaban con su propio dolor emocional. La seguridad vial y el cumplimiento de reglas sencillas significa darles a todos la oportunidad de regresar a casa de forma segura con sus seres queridos.

¿Por qué deseabas hacer atletismo, cuán difícil fue llevar a cabo ese proceso y cuáles fueron los principales retos a los que te enfrentaste en el camino?
Para mí, el deporte siempre ha sido una parte importante de mi vida, siempre ha sido estar saludable, física y mentalmente. Después de perder las piernas y pasar meses en el hospital, lo que más deseaba era volver a la vida normal, volver a formar parte de la sociedad y convertirme en una persona sana. Tuve que encontrar mi camino paso a paso, volviendo a creer en mí misma y en mis propias habilidades, y el deporte resultó ser una herramienta increíble no solo para ganar fuerza física, sino también confianza y una relación saludable con mi nuevo cuerpo. El atletismo le dio a mi vida una dirección y un propósito, algo por lo que trabajar y era algo que se me daba bien. El mayor reto siempre ha sido, y a veces sigue siéndolo, el acceso a la tecnología necesaria no solo para competir, sino también para integrarse en la vida cotidiana. Las piernas protésicas siguen siendo muy caras y a menudo no están cubiertas por el seguro, incluso en la mayoría de los países occidentales.

¿Puedes describir cómo fue ganar la medalla de oro en salto de longitud en los Juegos Paralímpicos de 2016 en Río?

Ganar una medalla de oro en Río fue muy especial en muchos sentidos. Cuando empecé a correr después de mi accidente, nadie creyó que fuera una posibilidad con el gran impedimento físico que tenía, por no hablar de ser competitiva en un campo de atletas a los que les faltaba una pierna menos que a mí. Pasé por muchas pérdidas en el camino, tanto en la pista como en privado, y tomé la decisión de mudarme a los Estados Unidos para ser una atleta a tiempo completo. Tuve que vivir de mis ahorros durante varios años, recurrí a una microfinanciación para comprarme unas piernas para correr y me rodeé de un grupo de personas que creyeron en mí y en mi sueño tanto como yo.
Este paso no solo me cambió la vida como atleta, sino que cambió mi vida de muchas maneras. Aprendí a creer en mí misma como persona y a confiar en mis propias decisiones. Ganar el oro después de todos los sacrificios que había hecho fue increíble y demuestra lo importante que es ser el autor de tu propio libro, permitiéndote ir más allá de las limitaciones percibidas, defender aquello en lo que crees y alcanzar todo tu potencial. Siempre digo que mi historia nunca ha sido sobre mis adversidades y circunstancias, sino sobre las decisiones que tomé en el camino. Mi medalla de oro en Río es una prueba de ello.

También ganaste el oro en salto de longitud en los Campeonatos Mundiales del año anterior en Doha y obtuviste la plata en los 100 metros en Río y Doha. ¿Cuál es tu prueba favorita, el salto de longitud o los 100 metros?

Ambos eventos tienen sus aspectos positivos. Me encanta la emoción de los 100 metros. es una oportunidad para mostrar todo lo que has estado entrenando en menos de 15 segundos; pero también me encanta la resistencia y la fuerza mental que tienes que mostrar durante una competición de salto de longitud, reajustando el enfoque después de cada salto, ya sea que estés en el primer puesto o en el último. Mi pasión por el deporte reside en su conjunto. Los Juegos Paralímpicos son únicos. Cada persona allí tiene una historia de grandes adversidades, pero de un coraje aún mayor. Es una muestra del poder del deporte de todo tipo, que une a la gente más allá de las barreras lingüísticas, las diferencias políticas y religiosas, y las diferentes capacidades.

Decidiste perderte el Campeonato Mundial de Paralímpicos en Londres en 2017 para centrarte en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. ¿Cómo van los preparativos?

Después de Río, supe que para seguir adelante en mi carrera tenía que hacer una rehabilitación adecuada en una fractura por estrés en la parte baja de la espalda. El problema se había acumulado a lo largo los años y, por lo tanto, me llevó todo un año cambiar mi forma de caminar y correr, y desarrollar los músculos en diferentes áreas para lograr un sistema equilibrado que me protegiera la espalda. Después de la rehabilitación, por fin puedo disfrutar corriendo y entrenando de nuevo, sin dolor. Tuve la oportunidad de construir una base sólida y conseguir un cuerpo sano que me llevara a Tokio 2020, pero también que me acompañara durante el resto de mi vida, más allá del deporte. Fue genial tener un año para mejorar mi cuerpo y progresar en mi entrenamiento sin tener que preocuparme por la competición.
Ahora me siento en el mejor momento de mi vida, tanto mental como físicamente, y estoy deseando salir para demostrar de lo que soy capaz y superar algunos límites. El Campeonato Mundial del próximo año en Dubái será una buena prueba
para mí de camino a Tokio 2020, después de haber estado ausente de las grandes competiciones durante un tiempo, y estoy preparada para ello.

Se hace hincapié en la creación de una mayor accesibilidad para los conductores discapacitados en el deporte de motor y la FIA ha creado recientemente una Comisión de Discapacidad y Accesibilidad. ¿Qué consejo darías con respecto a la capacitación de los competidores discapacitados que puedan estar luchando para ser aceptados en el deporte que han elegido?

Creo que la comunicación es crucial en situaciones en las que personas con diferentes habilidades quieren trabajar juntas. La sinceridad en cuanto a las necesidades individuales, las dificultades y las limitaciones actuales son la base de una relación satisfactoria para ambas partes. Es importante tener en cuenta que todos los involucrados quieren lo mismo, una competición desafiante pero justa. Después de todo, el deporte está ahí para unir a la gente, sin importar las habilidades individuales que tengan.